Andy
Warhol
Cuadros en
movimiento 
23.09—
21.11.2005

Andy Warhol
Cuadros en movimiento 

23.09— 21.11.2005
Curadores: Mary Lea Bandy y Klaus Biesenbach

Un conjunto de films clave en la carrera del artista norteamericano Andy Warhol, producidos entre 1963 y 1964, y los "screen tests”, retratos filmados entre 1964 y 1966, pertenecientes al acervo del MoMA (The Museum of Modern Art, New York).

De 1964 a 1966, en un set de filmación ubicado en la célebre Factory, de Nueva York, Warhol filmó alrededor de 500 screen tests (pruebas cinematográficas), filmaciones con un promedio de 3 minutos de duración, en las que Warhol retrataba a sus amigos, modelos, actores y músicos, en una actitud que Klaus Biensenbach, co-curador de la exposición que llega a Malba, definió como laboratorio de celebridades: “... la Factory se asemejaba a una suerte de temprano laboratorio especializado en carreras estelares o, dicho de otro modo, en los mecanismos por medio de los cuales la belleza y la fama son exaltadas y representadas”.

Los screen tests constituían una especie de “prueba de casting” realizadas con cámara fija, en las que el artista retrataba a aquellos que los rodeaban, intentando capturar su glamour y personalidad. Luego de filmarlos, por lo general en actitud estática, alteraba la velocidad de la película: en lugar de proyectarla a 24 cuadros por segundo, la proyectaba a 16 cuadros por segundo -como en los orígenes del cine-, con las imágenes en una cuasi cámara lenta. Dichas obras son todos retratos mudos, en blanco y negro, de "Baby" Jane Holzer, Cass Elliott, Dennis Hopper, Gerard Malanga, Beverly Grant, Edie Sedgwick, Susan Sontag y Salvador Dalí, entre otros.

Su filmografía de los primeros años, con una excepción, hizo foco en la persona antes que en un lugar o en la estructura narrativa; y el retrato de la cotidianeidad o de los momentos “de pose” se convirtió en su obsesión. Usando rollos de cien pies y filmando a la velocidad normal del sonido, Warhol registró a sus amigos de los mundos del arte, la moda, la poesía y el cine mientras “interpretaban” actividades simples, posando específicamente ante la cámara y siguiendo las instrucciones que el director les impartía acerca de lo que cada “actor” debía hacer.

“Esta doble fascinación por la exuberancia y el refinamiento de las estrellas bien peinadas y elegantemente vestidas del cine comercial, por un lado, y por la expresividad libre del trabajo poético y extremadamente personal, por otro, confluiría más tarde en su propio modo de hacer cine”, como señala Mary Lea Bandy, co-curadora de esta exposición, en el catálogo que la acompaña.

Esta exposición fue organizada por el Museum of Modern Art, New York, en colaboración con el Andy Warhol Museum, Pittsburgh. Su realización fue posible gracias al generoso aporte del International Council del Museum of Modern Art y al apoyo incondicional del Patricia Cisneros Travel Fund for Latin America.

Films

En la exposición, los screen tests se complementan con algunas de las películas más célebres de Warhol, todas éstas mudas: Sleep (1963), Kiss (1963); Blow Job (1963); Eat (1964) y Empire (1964). Tal como Warhol quiso originalmente, las obras se exhibirán en la sala de exposición; a tal fin han sido transferidas a un soporte en video digital (DVD).

En 1963, luego de haber pintado íconos norteamericanos como la lata de sopa Campbell’s, la botella de Coca-Cola y a Marilyn Monroe, entre otros, Warhol compró una cámara de 16 mm y dio comienzo a un asombroso período cinematográfico de cinco años durante el cual dirigió, entre cortos y largometrajes, más de cien películas. Además de las que se exhiben en esta muestra, se destacan films sonoros como Chelsea Girls (1966) y Lonesome Cowboys (1967).

Si bien las películas mudas en blanco y negro de este período fueron originalmente filmadas a la velocidad del cine sonoro –24 cuadros por segundo–, Warhol especificó que las cintas se proyectaran a 16 cuadros por segundo, esto es, a la velocidad utilizada en la proyección de las películas mudas desde la última década del siglo XIX hasta los años 20. Según la curadora son, además, estudios de temperamentos, “ya que se centran en las personas, generalmente a través de primeros planos. Su ritmo ralentado, por otra parte, subraya la noción de que son, a su manera, versiones de retratos tan fijos como una fotografía o una pintura; de ahí que se los contemple de ese modo".